¿POR QUÉ INCLUIR CÁÑAMO INDUSTRIAL EN NUESTRA ALIMENTACIÓN?

 

Muchas personas preocupadas por su salud empiezan a dar bastante importancia a las semillas de cáñamo, importancia que hasta hace un tiempo no tenía. Son ricas en grasas buenas, proteínas de alta calidad y varios minerales. Las semillas de cáñamo son un alimento increíblemente sano. Podemos considerarlo un superalimento.



Reduce:

-Enfermedades cardiovasculares.

-Cáncer (diferentes tipos).

-Degeneración muscular debido a la edad.

-Aumenta la masa muscular.

-Ideal para dietas proteicas.

-Contiene antioxidantes.

-Ayuda y refuerza nuestro sistema inmunitario.

-Ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.

-Posee un efecto beneficioso en enfermedades inflamatorias como: Artritis reumatoide, Psoriasis o Crohn, entre otras.

-Controla la inflamación y el tono muscular en la iniciación de las contracciones durante el parto.

-Ayuda a reducir los síntomas del síndrome premenstrual.

-Contiene los nueve aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo y no es capaz de fabricar.

-Ayuda a romper el colesterol.

-Ayuda a la coagulación de la sangre siendo beneficioso en la protección de infartos de miocardio, cerebrovasculares y coágulos producidos por golpes.

-Previene enfermedades coronarias.

-No contiene alérgenos.

-No contiene gluten.

-Gran aliado contra el extreñimiento.

-Ideal para el tránsito intestinal y su limpieza.

-Reduce el riesgo de diabetes y el colesterol.

-Es uno de los alimentos con más proteína vegetal superando a las semillas de chía y lino.

-La proporción de Omega 6 y Omega 3 es de 3:1, en nuestra dieta habitual es de 9:1 siendo la recomendación de 4:1 o 5:1

 

TABLA. Composición nutricional típica de varios productos de semillas de cáñamo. (Valores aproximados, dependiendo de la variedad)

TABLA. Valores nutricionales típicos (mg/100g) de vitaminas y mineralesen semillas de cáñamo. (Valores aproximados,dependiendo de la variedad)

 

DESARROLLO DE LOS BENEFICIOS

Las semillas de cáñamo y sus derivados como el aceite, la harina, proteína y la fibra de semilla, debido a sus propiedades nutritivas, su contenido en ácidos grasos, vitaminas, proteínas y minerales, se recomienda considerarlos como fundamentales para la dieta humana.

Los ácidos grasos esenciales (EFAs) están bien representados en el aceite de semillas de cáñamo. El ácido linoleico “omega-6” (18:2n-6, LA) está presente aproximadamente un 55% y el omega-3 alfa linolénico (18:3n-3, ALA) se encuentra al 20%. Además, se han encontrado cantidades significativas de sus respectivos productos metabólicos como la presencia de ácido gamma linolénico (18:3n-6, GLA) que oscila entre 1-4%, y el ácido estearidónico (18:4n-3, SDA) que se produce alrededor del 0.5 al 2%. Aunque la mayoría de los aceites vegetales tienen al menos alguno de los EFAs, es inusual que contengan cantidades tan altas de ambos, y también es inusual que se encuentren en una proporción de alrededor 3:1 de omega-6/omega-3, siendo esta relación la recomendad para la ingesta humana.

Este aceite también contiene tocoferoles, que pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, cáncer y degeneración macular debida a la edad, además de poseer actividad antioxidante, siendo su contenido en fenoles totales mayor que en otros aceites vegetales.

El reciente interés en las proteínas de cáñamo se ha incrementado debido a su contenido excepcional de aminoácidos que contienen Azufre, es decir, metionina y cisteína y su sorprendentemente alta cantidad de arginina. Esto lo convierte en un complemento nutricional ideal para dietas proteicas, para aumentar la masa muscular.

 Se ha demostrado la relación entre los ácidos grasos omega-3 y la disminución de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, de la proliferación de diferentes tipos de cáncer y su efecto beneficioso en el tratamiento de enfermedades inflamatorias (como puede ser la artritis reumatoide, psoriasis o la enfermedad de Crohn).

La presencia de GLA sirve de intermediario para la síntesis de PUFAs de cadena larga, eicosanoides y endocannabinoides, los cuales juegan un papel muy importante en procesos vitales que van desde el control de la inflamación y el tono muscular hasta la iniciación de las contracciones durante el parto.

En el aceite de semilla de cáñamo esta relación es de 3:1, teniendo una concentración adecuada de omega-3. Las sociedades de nutrición de Alemania, Austria y Suiza recomiendan una relación de 4:1 a 5:1, pero teniendo en cuenta que en las dietas en Europa Occidental la relación actual es de en torno a 10:1 (debido al constante aumento en la ingesta de ácidos grasos omega-6 sobre todo por su inclusión en productos de comida elaborada) el uso del aceite de semilla de cáñamo se acerca al nivel recomendado. Esto resulta de gran importancia, ya que relaciones altas de omega-6 respecto a omega-3 promueven la patogénesis de muchas enfermedades, incluyendo las cardiovasculares, autoinmunes y cáncer, mientras que disminuyendo esta relación (omega-6/omega-3), es decir aumentando los omega-3, se obtienen los efectos beneficiosos para la salud.

Muchas personas preocupadas por su salud empiezan a dar mucha importancia a las semillas de cáñamo, importancia que hasta hace un tiempo no tenía. Esto es debido a que son ricas en grasas buenas, proteínas de alta calidad y varios minerales.

Las semillas de cáñamo son un alimento increíblemente sano. Considerado un súper alimento.

Las semillas de cáñamo enteras pueden descascararse, un proceso en que la cáscara de la semilla se separa del grano, rico en aceite. Tanto la cáscara como las semillas de cáñamo descascaradas pueden utilizarse para elaborar una amplia variedad de productos nutricionales. Las cáscaras pueden emplearse como comida para animales o como suplemento dietético de fibra para humanos.

Las semillas molidas pueden incorporarse al pan, a bizcochos y a estofados. Las semillas de cáñamo también pueden utilizarse como ingrediente salado en barritas de muesli.

El grano descascarado se emplea como componente de alimentos altamente nutritivos, como leche y queso de origen vegetal, pan, salsas, cremas para untar o como ingrediente de incontables recetas y productos horneados. El cañamón pelado también constituye una alternativa sana y no alergénica a los frutos secos, ya que puede comerse crudo o en forma de mantequilla.

Las semillas de cáñamo enteras se pueden usar en la comida del mismo modo que las descascaradas y ofrecen el beneficio adicional de la fibra. En ocasiones, los cañamones se tuestan para comerlos como tentempié

 

BENEFICIOS DE LOS OMEGAS

OMEGA 6:

  • Beneficios cardiosaludables: Contiene propiedades saludables para el aparato circulatorio, de forma que ayuda a rebajar los triglicéridos, reduce el colesterol, protege contra las anginas de pecho y previene además enfermedades como las arritmias.
  • Beneficios para el cabello: Puede ser utilizado por parte de personas que sufren una caída del cabello constante, ya que se relaciona con una falta de riego sanguíneo en el folículo piloso.
  • Ideales para la mujer: Es muy recomendable para las mujeres, pues ayuda a disminuir los síntomas premenstruales, siendo habitual su uso en cápsulas o comprimidos con aceite de onagra.
  • Adecuados en la diabetes: Ayuda a mantener equilibrados los niveles de insulina, a la vez que previene los efectos de la enfermedad.
  • Útil para hombres: Aconsejado para los problemas de impotencia masculina, gracias a que ayuda a mejorar la circulación.

 

OMEGA 3:

  • Evita enfermedades cardiovasculares. Está más que demostrado que el Omega 3 ayuda a prevenir la aparición de todo tipo de enfermedades cardiovasculares como hipertensión o la aparición de coágulos en las arterias.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer. Sin duda una de las grandes razones por las que deberías empezar a tomar Omega 3. Y es que esta encima reduce hasta un 50% las posibilidades de sufrir cáncer de colon, próstata y mama.
  • Previene la depresión y la ansiedad. Esta afección mental la sufren millones de personas en todo el mundo, independientemente de su origen o edad. De hecho, el Omega 3 puede ser incluso más eficaz que el antidepresivo Prozac.
  • Beneficioso para nuestros huesos y articulaciones. La osteoporosis se caracteriza por la descalcificación y deterioro de todos los huesos de la piel y suele aparecer en mujeres de una edad considerable. Sin embargo, si se consume Omega 3 de forma asidua se aumenta la presencia de calcio en los huesos y evita la aparición de artritis.
  • Combate el insomnio. Es normal que, debido a nuestro estrés diario, surjan todo tipo de cuadros de estrés e insomnio, algo que después puede repercutir negativamente en nuestra salud. Pues gracias al Omega 3, podremos conciliar mucho mejor el sueño pudiendo así dormir entre siete u ocho horas diarias.

 

OMEGA 9:

  • Para comenzar, has de entender que el omega 9 puede ayudarnos a reducir la posibilidad de padecer un accidente cerebrovascular y también reduce el riesgo de que presentemos una enfermedad de tipo cardiovascular. Este beneficio se obtiene por su poder para aumentar el nivel de colesterol bueno y su capacidad para reducir los niveles de colesterol malo, el cual se sabe se acumula en las arterias y es allí que se da origen al accidente cerebrovascular o al ataque cardiaco.
  • Por otro lado, el Omega 9 puede ayudarnos a incrementar nuestro nivel de energía, mejorando además nuestro estado de ánimo y ayudándonos a reducir el sentimiento de ira. Según un estudio clínico el consumo de ácido oleico se asocia con el aumento de la actividad física realizada y con un mayor nivel de energía. Esto, también indicó un menor grado de ira y de irritabilidad.
  • Así mismo, debemos hablar de los beneficios para los enfermos de Alzheimer. En este caso es el tipo de omega 9 conocido como Ácido erúcico el que tiene más para aportar y es que según los estudios, esta grasa que se encuentra principalmente en el aceite de mostaza, normaliza en el cerebro del paciente enfermo la acumulación de ácidos grasos de cadena larga. Explicado de forma muy simple este ácido ayudaría a mejorar la función cognitiva, relacionada de manera directa con la preservación de la memoria.

Así, el ácido erúcico se presenta como un posible agente terapéutico que puede ser usado en los casos de padecimientos como el Alzheimer u otros que se relacionan con las deficiencias cognitivas.

¿Cómo se complementan los distintos Omegas?

Aunque los ácidos grasos omega-3, omega-6 y omega-9 cumplen distintas funciones dentro del cuerpo, está claramente demostrado que es necesario incorporar proporciones equilibradas de ácidos grasos esenciales y no esenciales para mantener una buena salud cardiaca y el bienestar general. Según la American Dietetic Association, los adultos deben incorporar en la dieta 20-35% de calorías en forma de grasas, evitando las grasas saturadas y trans ("malas") y aumentando la ingesta de omega-3. La Asociación también determinó que se cumpliría mejor con el nivel de ácidos grasos recomendados en la dieta si se reemplazase el tipo de grasa normalmente utilizada en los Estados Unidos por el aceite de canola; especialmente, reduciendo la ingesta de grasas saturadas y aumentando la de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón.