El cáñamo industrial es una planta muy versátil que desapareció en 1937 por haberla incluido en la Ley de Sustancias controladas por los Estados Unidos, al igual que la marihuana, y esto hizo decrecer su producción de fibras naturales en favor de la empresa Dupont, creadora de fibras sintéticas como el rayón y el nylon, hasta el punto de hacer desaparecer el cáñamo industrial en diferentes países a nivel mundial. Pero en otros países como en China, República Checa, Canadá, no han tenido estas restricciones y son principales productores de cáñamo industrial en todas sus vertientes como la alimentación, construcción, textil, celulosa, biomasa, automoción, incluso en el desarrollo de maquinaria industrial para el procesamiento exclusivo del cáñamo industrial.

Con el cáñamo se obtienen actualmente miles de artículos que están presentes en nuestra vida cotidiana como cuerdas, hilos, paneles para automoción, cama para animales y un sinfín de productos. Pero hay que destacar que su futuro acaba de empezar tanto en la industria de la automoción como en el desarrollo sostenible de fibras y resinas a partir del cáñamo. En la alimentación humana, se están desarrollando cada vez más productos y más sabrosos con el fin de introducir este alimento tan valioso para nuestra salud en nuestras despensas y tener un superalimento siempre a mano.