El Cannabidiol o CBD, es desde hace un tiempo un cannabinoide que adquiere protagonismo por diferentes causas. Por un lado todos conocemos el efecto modulador del CBD cuando se administra conjuntamente con THC. Este efecto por un lado es sinérgico y potencia el efecto del THC si se administra previamente. Disminuye la ansiedad y taquicardia que puede aparecer al iniciar el consumo al administrarlo conjuntamente.

cannabidiol-entrada-canamea

Tambien se detecta una disminucion del efecto psicoactivo. Sabemos actualmente que el CBD tiene muy poca afinidad por los receptores CB1 y CB2, receptores que forman parte del Sistema Endocannabinoide o SEC, Como funciona el CBD ?, a traves de que receptores ? Como explicamos sus efectos ? Pues bien, parece ser que el CBD actua a traves de receptores 5HT1A, es decir receptores serotoninergicos 1A. Se encuentran en el sistema nervioso central y tracto gastrointestinal. La serotonina o 5hidroxitriptamina, es un neurotransmisor que se encarga de regular multiples funciones como, el sueño, apetito, sexualidad, estado de animo, gestion de la ira, agresividad, temperatura corporal, vomito. Cuando hay un desequilibrio por falta de neurotransmisor, por ejemplo, pues se pueden alterar estas funciones. Si pensamos en los estados depresivos, esta sintomatologia es frecuente. Pues bien, si pensamos en los efectos del CBD, coinciden con la interacción con los receptores 5HT1A. El efecto ansiolítico comprobado, relajante, normalizador del humor, regula el sueño. Pero por otro lado el efecto antinflamatorio y analgésico, no lo explicaríamos por esta vía. El CBD además de otros cannabinoides como el THC por ejemplo, pueden activar receptotes vaniloides de potencial transitorio, o TRPV,( subfamilia de los receptores ionicos TRP), que básicamente se encuentran en el sistema nervioso central y periferico, vejiga, prostata, adipocitos, foliculos pilosos, y se encargan de la transmisión , regulación y percepción del dolor o nocicepción y la sensibilidad térmica. Son los responsables de la percepcion del dolor basicamente. Son termo sensibles, y al actuar sobre ellos conseguimos modular el dolor,y podemos obtener efecto analgesico. Las enfermedades que cursan con dolor neuropatico e inflamatorio presentan una alteracion en la funcion de los receptores TRPV. En concreto TRPV1, de manera que si podemos actuar sobre ellos, podemos regular su funcion. Hay cannabinoides, entre ellos el CBD que interaccionan con estos receptores, esto podria explicar el efecto analgesico y antinflamatorio del CBD como del resto de cannabinoides que los activan. Pero para hacer la cuestion mas interesante, resulta que hay mas subtipos de receptor TRPV, nos interesan los TRPV1, V2,V3, y V4 basicamente. Su funcion es la descrita anteriormente, regular basicamente la percepcion del dolor y sus caractreisticas cualitativas, que distinguen un tipo de dolor a otro. El CBD segun varios estudios actua a traves de receptores TRPV1-TRPV2 y TRPV3, con lo cual repito podemos relacionar causa-efecto.
Nos queda todavia un efecto del CBD sin explicar, el antineoplasico o antiproliferativo. Los receptores GPR55, receptores acoplados a proteina G, son de la misma familia que los receptores clasicos CB1 y CB2, que tambien son receptores GPR, son considerados receptores huerfanos, y no se consideran todavia receptores propios del SEC. Pues bien, cuando estos receptores se expresan en celulas cancerosas, su activacion determina un incremento en el indice de proliferacion celular. Favorecen la progresion tumoral. Sabemos que el CBD actua como antagonista de GPR55 , es decir, los ” bloquea”, con lo cual se produce el efecto antiproliferativo. Y ademas es posible que el THC actue como anticanceroso por la misma via, como antagonista de receptores GPR55, pero parece ser que actua de esta manera a dosis altas, a dosis bajas solo actua sobre receptores CB2, y no se produce este efecto antiproliferativo. Es pues bastante evidente que como terapia oncologica se debe asociar CBD a THC a dosis altas. De todas formas esta informacion esta por confirmar, aunque parece que efectivamente es asi como funcionan CBD y THC como antineoplasicos.

Dr M. Garcia de Palau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *