¿POR QUÉ CONSUMIR PROTEÍNA?

Las proteínas son un componente necesario de la dieta humana. Se utilizan en casi todos los procesos del cuerpo humano. Hay muchos beneficios en consumir niveles adecuados de proteínas, incluyendo la saciedad y la recuperación de los músculos. Entre las diferentes proteínas nos encontramos aquellas de origen animal y las de origen vegetal las cuales vamos a defender a continuación.

 

¿QUÉ VENTAJAS TIENE LA PROTEÍNA VEGETAL?

Las proteínas de origen vegetal tienen grandes ventajas como su bajo contenido en grasas, su capacidad para ayudar a reducir los niveles de colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Podemos encontrarlas en el cáñamo, la soja, los frutos secos, los cereales y sus derivados, las semillas de girasol, las setas, las legumbres y las hortalizas. Combinados entre ellos y en una dieta equilibrada, estos alimentos proteicos de origen vegetal pueden aportar una importante cantidad de proteínas a nuestro organismo.

 

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA LA PROTEÍNA VEGETAL DE CÁÑAMO?

Si estás buscando una proteína vegana de alta calidad, consigue proteína de cáñamo, que también es alta en fibra. Las investigaciones sobre la proteína de cáñamo son jóvenes, pero han mostrado resultados prometedores. La proteína de cáñamo es alta en fibras y puede tener propiedades antioxidantes. También contiene ácidos grasos esenciales. La proteína de Cáñamo es una de las maneras más sanas y fáciles de tomar Proteína Vegetal, debido a su fácil absorción y su buena disponibilidad. Este tipo de proteína está siendo ideal como aporte proteico para personas con necesidad de aumento de peso, deportistas y atletas en general ya que facilita la creación de masa muscular. La Proteína de Cáñamo contiene todas las ventajas y cualidades de las semillas de cáñamo, siendo el aporte ideal de todos los aminoácidos esenciales que necesitamos.

 

¿CÓMO DISTINGUIMOS ENTRE HARINA Y PROTEÍNA DE CÁÑAMO?

A la hora de comprar la proteína de cáñamo es importante que conozcas bien los aportes nutricionales y las características del producto para no confundirte con la harina. Ambos productos se obtienen tras la presión en frío de las semillas enteras de cáñamo, obteniendo una torta resultante que, mediante una molienda del producto, se obtiene un primer producto natural, la harina de cáñamo. Esta harina se diferencia de la proteína en su color ya que es un polvo más grueso y de color oscuro. En cuanto al proceso para la obtención de la proteína, se lleva a cabo mediante un proceso de refinamiento donde se obtiene entre un 50 y 60% de proteína. La harina suele tener un 30% de proteína.

 

            la proteína de cáñamo