Si tiene cualquier duda gastronómica respecto al consumo de cáñamo en su cocina, consulte a nuestro chef en el apartado Hemp Help y él podrá resolver sus dudas.

La fibra de semilla de cáñamo industrial se obtiene de la separación de la harina, el 42% de la harina de cáñamo es fibra. La semilla de cáñamo contiene fibras solubles e insolubles. Una estimación sobre la ingesta de fibra recomendada es unos 25 gramos para las mujeres y 35 gramos para los hombres. Comiendo diariamente fibra, harina, proteína o semilla entera, ayudaríamos a conseguir unos valores de fibra necesarios al día para mantener nuestro organismo saludable.

Gran parte de la fibra de la semilla de cáñamo es no soluble y por ello es ideal para eliminar toxinas, ayudando a tu tracto digestivo a estar más saludable puesto que es una excelente ayuda para limpiarlo. Reduce el riesgo de enfermedades de corazón, diverticulares, estreñimiento, cáncer de colon y diabetes tipo 2, además de ayudar a perder peso. En la actualidad, ingerimos mucha comida procesada y la fibra insoluble ayuda a mantener un sistema intestinal sano ya que al ser insoluble acelera el paso de alimentos por nuestro organismo limpiando el intestino a diferencia de las fibras solubles las cuales al ingerirlas forman un gel, haciendo que tengamos la sensación de lleno, ralentizando la digestión y haciendo que tengamos que comer menos.