Hempatiza se crea en España (Murcia) intentando rescatar antiguos cultivos y superalimentos, pero mientras que en España el cultivo de cáñamo ha sido inexistente a partir del Siglo XX, en otros países y continentes no ha parado de crecer y evolucionar, por ello no podemos dejar de mirar al futuro y crear nuevas alianzas. Hace pocos años el cáñamo industrial era un gran desconocido, y estos países se han encargado de industrializar este cultivo siendo capaces de poder producir harinas, proteínas, paneles para la automoción, ladrillos, etc. Este procesamiento del cáñamo ha hecho que hoy tengamos diferentes productos al alcance de la mano en cualquier parte del mundo, bien a través de Internet o bien a través de pequeñas y grandes tiendas bio de tu ciudad.

En España la industrialización del cáñamo está empezando ahora y nuestra tecnología tanto en campo para la recolecta como en la transformación del producto es muy escasa, y en Europa, países como Holanda, Alemania y República Checa, no han parado de invertir en el desarrollo de cosechadoras, desfibradoras, etc. Ellos son grandes aliados para el desarrollo del cáñamo en España. Colaboramos con países tanto de la Unión Europea como de Estados Unidos y Canadá, y ello nos hace más competitivos ya que nuestras relaciones son tanto comerciales, industriales y  de I+D+i.