¿QUÉ ES LA PROTEÍNA DE CÁÑAMO?

La proteína de cáñamo es una fuente vegetal derivada de la planta de Cannabis Sativa L. Es la mejor proteína vegana actualmente en el mercado, ya que proporciona todos los aminoácidos esenciales, pero en cantidades variables, y se puede consumir para satisfacer las necesidades dietéticas de la proteína.

¿CÓMO SE OBTIENE LA PROTEÍNA DE CÁÑAMO?

La proteína de cáñamo se obtiene de la semilla del cáñamo la cual está compuesta de ácidos grasos esenciales, fibra, proteínas que son fáciles de digerir y no producen alergia a diferencia de las proteínas de la soja y otros productos. La proteína se extrae mediante un proceso no agresivo de prensado en frío. Después de extraer el aceite, la torta de prensado en frío se tritura mecánicamente y se tamiza para obtener las partículas de proteína más finas. No se requiere tratamiento térmico o químico.

¿CÓMO Y QUIÉN PUEDE CONSUMIR LA PROTEÍNA DE CÁÑAMO?

Puede ser consumida por todo el mundo, veganos, vegetarianos, deportistas, niños, ancianos, personas en dieta, ya que el apoyo de este suplemento proteico ayuda a la aportación de nutrientes a los músculos. Hoy en día está siendo muy utilizada por deportistas con el fin de aumentar el músculo sin tener que aportar proteínas animales. También es muy consumida hoy en día por veganos y vegetarianos, ya que la proteína de cáñamo industrial nos aporta una alta cantidad de proteínas con un bajo consumo. La proteína de cáñamo industrial se suele vender con unos valores en torno al 50% y el 60% de proteína en ecológico o convencional.

 

¿QUÉ BENEFICIOS NUTRICIONALES TIENE LA PROTEÍNA DE CÁÑAMO?

Este superalimento es ideal para la elaboración de batidos, bizcochos, barritas energéticas, etc. La proteína de cáñamo es baja en azúcar, muy baja en sal, alto en fibra, alto en proteína, alto en vitamina D, alto en vitamina E, fuente de ácidos grasos omega-3, alto contenido en grasas saturadas. La proteína contribuye al crecimiento de la masa muscular y al mantenimiento de ésta y de los huesos. El ácido alfa-linolénico y ácido linoléico contribuye al mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre.
El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de: 2 g de ALA (ácido a-linolénico) / 10 g de LA (ácido linoleico); MUFA (ácidos grasos monoinsaturados) y PUFA (ácidos grasos poliinsaturados) son grasas insaturadas. La reducción del consumo de sodio contribuye al mantenimiento de la presión arterial normal. La vitamina D contribuye a la absorción, utilización normal de calcio y fósforo, los niveles normales de calcio en sangre, la función normal del sistema inmunológico, el mantenimiento de los huesos normales, la función muscular y los dientes normales y tiene un papel en el proceso de división celular. La vitamina E contribuye a la protección de las células frente al estrés oxidativo.

Para ampliar más información sobre la proteína de cáñamo, visita el apartado de PROTEÍNA dentro del menú de Productos.