Si tiene cualquier duda gastronómica respecto al consumo de cáñamo en su cocina, consulte a nuestro chef en el apartado Hemp Help y él podrá resolver sus dudas.

La semilla cáñamo entera se obtiene al separarla de la flor del cáñamo. Existen variedades como la Finola que se cultivan especialmente para la producción de semillas de uso alimentario. Cuando separamos las semillas hay que secarlas y dejar una humedad relativa de entre 3-7% de humedad para su posterior conservación. Existen diferentes variedades de cáñamo industrial para la producción de semilla para alimentación, pero nosotros trabajamos con Finola ya que nos garantiza una estabilidad tanto en producción como en propiedades. Hasta hace unos pocos años, las semillas de cáñamo eran utilizadas como pienso animal sobre todo como alimento para pájaros llamado cañamones, muy utilizados en canarios, jilgueros, etc.

Actualmente, la semilla de cáñamo entera es uno de los alimentos más completos y saludables para las personas, considerada hoy en día como un superalimento. Pueden ser un sustitutivo de la carne, contiene ácidos grasos y aminoácidos necesarios para gozar de buena salud, las semillas son muy fáciles de digerir y por su gran poder nutricional, son capaces de reforzar nuestro sistema inmunitario. A continuación se detallan los valores nutricionales de la semilla entera:

 

 

Las semillas enteras de cáñamo se pueden consumir fritas, tostadas, en ensaladas, para la elaboración de leche, horchata, etc. Para ampliar información sobre recetas ver consultas Hemp Help y blog.