El Aceite de Semilla de Cáñamo se obtiene por prensado en frío de las semillas enteras de la planta de cáñamo, Cannabis sativa L. Este tipo de aceite de semilla contiene hasta un 90% de ácidos lípidos poliinsaturados (ácido linoleico, ácido alpha-linolenico y gammalinolenico), vitaminas E y fitoesteroles, caroteno y minerales. Contiene la proporción ideal de Omega 6 y Omega 3 en base a nuestras necesidades célulares. Por esta razón los ácidos grasos esenciales han sido probados para proporcionar un equilibrio saludable de la humedad y jugar un papel preventivo en el envejecimiento de la piel.

Lo hace ideal para piel muy seca y madura por su poder regenerativo celular y antioxidante. Su efecto anti-inflamatorio ayuda en enfermedades dermatológicas como la psoriasis y la dermatitis atópica. Es un aceite de tacto seco que es absorbido de forma rápida.

Su poder regenerador y reafirmante mima asimismo pieles maduras, sensibles y/o secas, facilitando los procesos de división celular. Esto también es muy interesante en el tratamiento, de heridas, cicatrices y estrías.

Tiene una gran variedad de usos medicinales, nutricionales y cosméticos, por lo que es un maravilloso ingrediente multiusos.

aceite semilla cañamo

Propiedades Cosméticas y Terapéuticas

 Fortalece las uñas y el pelo debido a su alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados.

 Alivia y mejora alergias, eccemas, quemaduras y otros problemas de la piel, como la dermatitis atópica.

 Regenera y revitaliza la piel más rápido de lo acostumbrado por su riqueza en sales minerales y vitaminas.

 Hidrata y regenera

 Atenúa las arrugas y es adecuada para pieles sensibles e irritables

 Beneficiosa para alergias de la piel

 Apropiada para pieles con acné, eczemas o psoriasis

 Mejora los herpes labiales y boqueras

 Apta para masaje post deportivo y rehabilitación post operatoria

 Alivia los síntomas de varices y piernas cansadas.

Estudios llevados a cabo por el investigador J. Callaway, y publicados en el año 2005 por el Diario de Tratamiento Dermatológico, reveló lo siguiente: “Después de haber usado durante 20 semanas el aceite de cáñamo en pacientes con resequedad en la piel, se halló que los síntomas mejoraron significativamente, debido al equilibrio de ácidos omega 3 y omega 6”.